Industria del embalaje: eliminar eficientemente el PET reciclado de filtros metálicos

La tecnología de pirólisis en vacío reduce costes y optimiza los resultados de la limpieza

El PET reciclado (rPET) se utiliza cada vez más para la producción de bandejas de frutas y verduras: el embalaje circular es la clave. Los filtros metálicos utilizados en el proceso de producción en líneas grandes de fabricación tienen que cambiarse diariamente, a veces cada turno, y limpiarse de residuos de rPET. «Para limpiar estos filtros, nuestros clientes de la industria del embalaje utilizan nuestra tecnología de pirólisis al vacío, especialmente suave y respetuosa con el medioambiente», explica Virgilio Pérez Guembe, experto en limpieza térmica de SCHWING Technologies. A diferencia de los largos procedimientos manuales, este proceso totalmente automatizado solo lleva entre ocho y diez horas. «Nuestros sistemas VACUCLEAN se limpian rápidamente y en un solo paso, ahorrando tiempo y mano de obra», enfatiza Pérez Guembe, señalando además que los usuarios también se benefician de la optimización de la conectividad digital de los sistemas.

Tiempos cortos de limpieza de filtros contaminados con rPET

Ejemplos de estas aplicaciones son filtros metálicos de aproximadamente 85 x 35 cm (ancho x alto), que se utilizan en el proceso de producción de bandejas para frutas y verduras. El productor, un fabricante español de envases, trabaja con rPET. La empresa tiene que limpiar sus filtros diariamente y utiliza la tecnología de pirólisis al vacío y los conocimientos especiales de limpieza de SCHWING para este fin. Los factores técnicos como la duración de la limpieza individual, la atmósfera de vacío, la curva de temperatura exacta y la temperatura máxima de todo el proceso se adaptaron especialmente a los sistemas de filtrado y al rPET de este usuario. «Para acelerar aún más el proceso de limpieza, también hemos fabricado una cesta de carga especialmente adaptada a las dimensiones de los filtros para nuestro cliente», informa el experto de SCHWING.

Proceso de limpieza ecológico en el sistema de pirólisis al vacío

La limpieza se realiza en una cámara de limpieza al vacío calentada eléctricamente, cuya temperatura se mide directamente en el filtro. Perez Guembe describe el proceso de limpieza respetuoso con el medioambiente de la siguiente manera: «Para permitir que una gran parte de la rPET se derrita y salga, el equipo se calienta lenta y suavemente. El proceso de pirólisis real, que descompone el polímero restante, solo comienza a unos 440 grados Celsius». El carbono restante se elimina por una fase de oxidación posterior a unos 450 grados Celsius. Todo esto sucede de forma totalmente automática y casi sin dejar residuos. Los últimos residuos inorgánicos se eliminan manualmente con aire comprimido en caso de ser necesario.

Integración digital del sistema de limpieza VACUCLEAN

Para optimizar digitalmente el proceso de limpieza totalmente automático, el equipo de desarrollo de SCHWING ha añadido varios componentes nuevos al sistema de pirólisis térmica al vacío. Además de un nuevo panel táctil con conexión de internet, estos módulos digitales incluyen una conexión de datos interna para recopilación de datos y la documentación digital del equipo en la nube de SCHWING. Otras innovaciones técnicas son una medición de flujo totalmente electrónica para el suministro de aire del catalizador, una lámpara de señalización de proceso y un concepto de alarma de fallo revisado. «Todas estas medidas reducen significativamente los tiempos de limpieza, lo que es particularmente importante para nuestros clientes de la industria del embalaje», dice Pérez Guembe.

El sistema de limpieza al vacío térmico VACUCLEAN
El filtro de metal contaminado con rPET antes de la limpieza
Filtro de metal limpio